POST

¿dormir poco y ganar peso?

¿Sabes que dormir poco puede hacer que pierdas menos peso?

Después de estos días de confinamiento lo más probable es que se hayan formado dos grandes grupos. Los que se han convertido en los reyes del fitness y han logrado hacer aparecer tablones de chocolate en sus abdominales y los que quizás se han dejado llevar un poquito más de lo esperado y ahora tengan un pequeño flotador alrededor de su cintura.

Pero no te apures, todos nos hemos podido dejar llevar un poco durante este periodo tan extraño de nuestra vida. Lo importante es ser consciente de ello y empezar a enderezar poco a poco nuestros hábitos de nuevo.

Seguramente lo primero que intentaremos cambiar será nuestra alimentación y nos empezaremos a mover un poco más. Pero a veces nos olvidamos de otro factor que es igual de importante para nuestra salud y nuestro peso y que no deberíamos menospreciar. El sueño.

Hablo del peso porque sorprendentemente algunos estudios demuestran que la gente que duerme más de 8 horas pierde más grasa y menos músculo que los que tienden a dormir menos de 6 horas. Además, evidentemente, de afectar al humor, al estrés, cansancio, aumentar nuestro apetito y la resistencia a la insulina, entre otras problemáticas.

 

¿Cómo podemos descansar mejor?

  • Exponte a la luz solar durante el día. Esto ayuda a aumentar la producción de melatonina por la noche y mejorar el descanso. Se que ahora mismo con esto del confinamiento es complicado, pero si tienes terraza o alguna ventana en casa por la que entre luz, intenta pasar por los menos entre 20 y 30 minutos:).

  • Reduce la iluminación por la noche. Nuestro cerebro liberar melatonina unas dos horas antes de irnos a dormir. Sin embargo, esta producción puede ser inhibida por la exposición a algunas luces (sobretodo las tipo LED). Así que intenta bajar la luz de la pantalla de tu móvil y utilizar luces tenues en casa.

  • Intenta no tomar café pasadas las 15h o 16h. La cafeína puede circular en sangre hasta tras 6 horas después de haber sido consumida e interferir con el sueño.

  • Reduce el ejercicio nocturno. El ejercicio es un tipo de estrés para el cuerpo. Así que intenta no realizar tu práctica deportiva muy tarde (evidentemente, si es el único momento del día del que dispones no lo utilices como excusa para no entrenar).

Los alimentos para el descanso

Además de todo lo anterior, la alimentación también puede ser de gran ayuda para descansar de forma adecuada.

Una de las recomendaciones más habituales para las personas a las que les cuesta descansar de forma correcta es que consuman vegetales con almidón a la hora de cenar. Parece que algunos estudios muestran que mejora el descanso comer una buena cantidad de carbohidratos de este tipo por la noche. Puedes probar con boniatos, plátano macho o patata.

Otra buena opción es prepararse alguna infusión con lúpulo, valeriana, melisa o manzanilla.

Y como última opción siempre nos queda la suplementación. El magnesio, la melatonina o la glicina también pueden ser buenas alternativas, eso sí, consulta siempre antes con un profesional.

En definitiva, tienes un largo camino y muchas alternativas para ayudarte a combatir tus problemas de descanso. Si con todas estas recomendaciones aún sientes que tu condición no mejora te recomiendo que te visites con un especialista para investigar donde está el origen del problema.

Otros Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRIBETE A MI NEWSLETTER

Así podrÉ enviarte todas las novedades.

Ponte en contacto

Estamos en contacto.

soy@glenncots.com